Debanhi Escobar: a 5 días de su desaparición, su padre ha sido víctima de extorsiones y sus amigas «linchadas» en redes

A cinco días de la desaparición de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, de 18 años, su familia y amigos están cada vez más desesperados, por si fuera poco, su padre ha sido víctima de presuntas extorsiones, las amigas de la joven han sido «linchadas» en las redes y aún no hay pistas del paradero. 

La última persona que vio a Debanhi fue un conductor de taxi de plataformas digitales, quien la dejó sola en la carretera a Laredo en el municipio de Escobar, en Nuevo León, el pasado viernes 8 de abril.

Se sabe que la joven acudió junto con dos de sus amigas a una fiesta en una quinta, ubicada cerca de las instalaciones de la PGR. Las tres fueron de las primeras personas en abandonar la reunión; sin embargo, solo las amigas se regresaron juntas a su casa mientras que Debanhi se fue sola.

La última foto de Debanhi

Las amigas de Debanhi afirmaron que llamaron a un «contacto de confianza» para que la recogiera del lugar; esta persona trabaja para plataformas digitales de transporte; sin embargo, el trabajo se realizó fuera de la app. 

El conductor habría enviado a las amigas una fotografía de Debanhi, quien se ve sola en la carretera, aunque no dio más detalles de por qué la joven de 18 años se bajó del vehículo.

Para la mañana del 9 de abril, no se sabía nada de la ubicación de Debanhi, por lo que se publicó la fotografía de la última vez que se le vio. 

debanhi
Esta fue la última imagen de la joven de 18 años. Foto: Instagram

Comienza la búsqueda en todo Nuevo León

Su ficha de búsqueda fue emitida dos días después de que acudieron a la fiesta, el domingo 10 de abril. En ella se describe como iba vestida: con una blusa de tirantes blanca, falda oscura y tenis de bota color negro.

El lunes 11 de abril, Mariana Rodríguez quien es la esposa del gobernador de Nuevo LeónSamuel García, compartió a través de sus historias de Instagram la ficha de búsqueda de la joven desaparecida, donde el mandatario estatal también aprovechó para informar que un grupo de 200 policías se unieron para localizar a Debanhi.

Para el martes 12 de abril se dio a conocer que la policía del municipio de Salinas Victoria había detenido a un sospechoso de la desaparición de Debanhi Escobar, quien responde al nombre de Jesús «N», de 46 años, quien anteriormente había sido señalado de acosar a mujeres, así como la portación de droga.

Horas después, se detalló que el sujeto fue puesto en libertad, ya que no se contaban con los elementos suficientes para vincularlo con la desaparición de la joven de 18 años.

Padre de Debanhi denuncia extorsiones

A pesar de que la familia de la joven ya sufre momentos de dolor, su padre ha denunciado que ha sido víctimas de supuestas extorsiones.

«No perdemos la esperanza, estamos sacando copias para entregar los fliers oficiales porque sí nos han hecho muchas extorsiones, nos han echado muchas mentiras de que tienen a nuestra hija y bueno estamos a la par checando toda esa información. Entonces, si es que dicen que la tienen regrésenosla. Extrañamos mucho a nuestra hija, ya estamos desesperados, ya son muchos días. Entre más pasa el tiempo sabemos que es más difícil, pero no perdemos la esperanza», relató Mario Escobar Salazar.

Feministas piden no culpar a amigas de Debanhi

A raíz de que se han revelado algunos detalles de la desaparición de la joven, en las redes sociales las amigas de Debanhi Escobar se han convertido en el blanco de las críticas, acusándolas de que es su culpa que la joven de 18 años esté desaparecida.

Ante esta situación, colectivos femenistas se han pronunciado y afirmaron que dichos señalamientos únicamente demuestran misoginia. 

debanhi escobar

El colectivo Criminología Femenista publicó: «Para las que se preguntan: ‘¿Qué se supone que debería de pasar si te dejan tus amigas en la madrugada?’, pues nada, no debería pasar nada. Ni en esta situación ni en ninguna otra, deberíamos salir a las callas sin miedo y seguras de volver; nada más».

Por su parte, el colectivo Mujeres de la Sal expresaron: «La culpa no es de las amigas. La culpa es de quien pudo habérsela llevado. Cuestionen la misoginia interiorizada con la que avientan sus discursos, porque volvemos a la misma mierda que tanto tratamos de cuestionar y cambiar».